Nasofibrolaringoscopia

Nasofibrolaringoscopia



¿Para que sirve una Nasofibrolaringoscopia?

La Nasofibrolaringoscopia es un estudio que realizamos en el consultorio para hacer una evaluación mas a fondo de las vías respiratorias superiores cuando queremos observar la parte interna de la nariz, garganta y laringe a mayor detalle. También se le conoce como nasolaringoscopia o laringoscopia flexible.

La Nasofibrolaringoscopia es una herramienta diagnóstica invaluable en el campo de la otorrinolaringología. Al proporcionar una visualización en tiempo real del interior de la nariz, la garganta y la laringe, este procedimiento puede detectar una amplia gama de condiciones y anomalías. A continuación, detallo algunas de las afecciones y patologías que pueden ser identificadas mediante este estudio:

  1. Nódulos Vocales: Estos son pequeñas protuberancias o masas que se desarrollan en las cuerdas vocales, generalmente debido al uso excesivo o incorrecto de la voz.
  2. Pólipos y Quistes: Al igual que los nódulos, son masas que pueden surgir en las cuerdas vocales, pero tienden a ser más grandes y pueden tener causas diferentes.
  3. Laringitis: Inflamación de la laringe que puede ser causada por infecciones, irritantes o uso excesivo de la voz.
  4. Desviación del Tabique Nasal: Una curvatura anormal del tabique, la estructura que divide las dos fosas nasales.
  5. Tumores: Crecimientos anormales en la nariz, garganta o laringe, que pueden ser benignos o malignos.
  6. Infecciones: Sinusitis, faringitis y otras infecciones pueden ser identificadas al observar el enrojecimiento, la hinchazón y la presencia de secreción anormal.
  7. Reflujo Laringofaríngeo: Aunque principalmente se diagnostica mediante síntomas y otros estudios, los signos de irritación y enrojecimiento en la laringe pueden sugerir la presencia de reflujo ácido.

Estas son solo algunas de las condiciones que la Nasofibrolaringoscopia puede detectar. El valor real de este procedimiento radica en su capacidad para proporcionar una vista detallada de áreas que son difíciles de examinar con otros métodos, permitiendo un diagnóstico preciso y la planificación de tratamientos adecuados.


¿La Nasofibrolaringoscopia duele?

La nasofibrolaringoscopia es un estudio muy sencillo que realizamos en el consultorio y no suele ser doloroso.

  • Antes de comenzar, se aplica un aerosol anestésico en la nariz para reducir cualquier sensación desagradable. En algunos casos, también se puede usar un descongestionante para facilitar el paso del nasofibroscopio.
  • Con delicadeza y cuidado, se introduce el nasofibroscopio a través de una fosa nasal. Gracias a su flexibilidad, este instrumento se adapta a las curvaturas de la nariz y la garganta.
  • A medida que el nasofibroscopio avanza, se examinan las distintas áreas: cavidad nasal, parte posterior de la nariz, garganta y, por supuesto, las cuerdas vocales. Durante este proceso, es probable que le pida hacer ciertos sonidos o tragar para evaluar el funcionamiento de ciertas áreas.
  • Una vez exploradas todas las áreas necesarias, se retira el instrumento con suavidad. El procedimiento en sí suele durar entre 10 a 15 minutos, aunque esto puede variar según la situación.

Después del estudio, es normal sentir una leve sensación de cosquilleo o tener la sensación de querer toser, pero estas molestias son transitorias.



Preguntas frecuentes que nos hacen nuestros pacientes sobre la Laringoscopia

  • ¿Cuándo se recomienda realizar una Nasofibrolaringoscopia?
  • ¿Cómo me preparo para una Nasofibrolaringoscopia?
  • ¿El procedimiento de Nasofibrolaringoscopia es doloroso?
  • ¿Cuánto tiempo tarda el procedimiento de Nasofibrolaringoscopia?
  • ¿La Nasofibrolaringoscopia puede detectar cáncer?
  • ¿Necesitaré seguimiento después de una Nasofibrolaringoscopia?
¿Cuándo se recomienda realizar una Nasofibrolaringoscopia?

Se recomienda una Nasofibrolaringoscopia para evaluar problemas como ronquera persistente, dificultades para tragar, tos crónica, dolor de garganta inexplicable o la presencia de masas o tumores en la garganta.

¿Cómo me preparo para una Nasofibrolaringoscopia?

No se requiere ninguna preparación en especial, el estudio nos suele demorar unos 15-20 minutos aproximadamente y generalmente lo hacemos durante la consulta. Recomendamos que no comas  nada al menos 2 horas antes del procedimiento. Esto minimiza la posibilidad de reflejo de náuseas o vómito durante el estudio. Es un procedimiento seguro y generalmente sin dolor. Si sientes nerviosismo, hazlo saber antes del estudio para darte información y el apoyo necesarios.

¿El procedimiento de Nasofibrolaringoscopia es doloroso?

La Nasofibrolaringoscopia puede causar algo de incomodidad, pero generalmente no es dolorosa. Se puede utilizar anestesia local para minimizar las molestias

¿Cuánto tiempo tarda el procedimiento de Nasofibrolaringoscopia?

Una Nasofibrolaringoscopia típica dura entre 15-20 minutos, dependiendo del propósito y complejidad del examen.

¿La Nasofibrolaringoscopia puede detectar cáncer?

Sí, la Nasofibrolaringoscopia es una herramienta valiosa para detectar cáncer de laringe u otras anormalidades cancerosas en la garganta. Si se encuentra alguna anormalidad sospechosa, se explicaran las opciones del tratamiento mas adecuado

¿Necesitaré seguimiento después de una Nasofibrolaringoscopia?

Depende del motivo del procedimiento y de los hallazgos durante el mismo. En la misma consulta te informaremos si son necesarias citas de seguimiento o tratamientos adicionales.


¿Porqué atenderte con nosotros?

Consultorio Dr. Manuel Gil

En nuestra clínica, contamos con un equipo de endoscopia de vanguardia, líder en el campo de la laringología. Este equipo nos permite obtener imágenes digitales de alta calidad, ofreciendo una visión detallada y precisa de las cuerdas vocales en funcionamiento. Utilizamos Nasofibrolaringoscopios digitales de gran definición conocidos como “tip chip” Estas lentes capturan y transmiten imágenes digitales de gran definición, lo que mejora significativamente la claridad y el detalle de las imagen durante el procedimiento. Esta tecnología es crucial para identificar con precisión irregularidades y cambios sutiles en las cuerdas vocales.

Contar con un equipo avanzado y las lentes de gran definición nos permite ofrecer un diagnóstico y tratamiento de alta calidad a nuestros pacientes. Esto es especialmente importante en casos de lesiones, tumores o cambios sutiles en las cuerdas vocales, especialmente en casos donde el paciente no ha tenido un diagnóstico claro de su problema y donde una evaluación detallada es clave para un tratamiento efectivo.

Si experimenta problemas vocales o simplemente desea saber más sobre la salud de sus cuerdas vocales, no dude en ponerse en contacto. Somos especialistas en el diagnóstico y tratamiento de las principales enfermedades de la voz. Valoramos a diario pacientes con problemas crónicos de voz y hemos ayudado a muchos pacientes a ofrecer un diagnóstico y tratamiento adecuado.

La voz ronca o disfonía es un problema muy común que vemos en nuestra consulta, con una evaluación adecuada podemos hacer un mejor diagnóstico del problema. En caso de alguna lesión o tumoración en sus cuerdas vocales podemos ofrecer un tratamiento oportuno de acuerdo a su situación para poder solucionar su problema.


Si estas buscando una Nasofibrolaringoscopia en Monterrey, agenda una cita para realizar una valoración, podemos ayudarte.

Dr. Manuel Gil

El. Dr. Manuel Gil es un Médico con especialidad en otorrinolaringología, uno de los pocos médicos en México que han cursado la subespecialidad en Laringología y Fonocirugía, además de cursos y entrenamientos especializados en laringe y voz en México y Estados Unidos, adicionalmente, ha participado como ponente en diferentes congresos de otorrinolaringología en México en relación a enfermedades de la laringe y voz.


2 comments

  • Rodrigo

    23 enero, 2024 at 12:37 pm

    Hola doctor! que tienen de diferencia la Laringoscopia o la Nasofibrolaringoscopia? al agendar cita tengo que elegir alguno?

    Reply

    • Dr. Manuel Gil

      23 enero, 2024 at 1:40 pm

      ¡Hola Rodrigo! Gracias por tu pregunta. La principal diferencia entre la laringoscopia y la nasofibrolaringoscopia está en cómo se realiza el procedimiento.

      La laringoscopia implica mirar directamente en la garganta para examinar las cuerdas vocales y otras estructuras de la laringe. Se puede hacer con un espejo pequeño o con un laringoscopio rígido.

      Por otro lado, la nasofibrolaringoscopia utiliza un tubo flexible y delgado que se inserta a través de la nariz. Este método es a menudo más cómodo para el paciente y suele provocar menos náuseas, ya que evita estimular el reflejo de la náusea que puede activarse con la laringoscopia.

      En nuestra clínica, preferimos la nasofibrolaringoscopia por su comodidad y la menor incidencia de náuseas para el paciente. Sin embargo, la elección del procedimiento depende de las necesidades específicas de cada caso. Al agendar tu cita, no necesitas preocuparte por elegir uno de los dos; durante la consulta inicial, evaluaremos tu caso y decidiremos juntos cuál es el más adecuado para ti.

      ¡Espero verte pronto y asegurarte la mejor atención para tu salud vocal!

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Derechos de Autor © 2021-2023. Dr. Manuel Gil Ascencio - Otorrinolaringólogo - Todos los derechos reservados. Aviso Publicitario COFEPRIS: 2319012002A00415